Botines

El Sanatorio de Ichnar encierra entre sus muros un misterioso pasado. Fue erigido en tiempos de El Pacto por los taumaturgos de El Cetro, con el fin de tratar las mentes de los criminales más peligrosos y enloquecidos. Tras la ascensión de El Dominio y la purga de todo legado de El Cetro, el Sanatorio fue sellado; encerrando en su interior no solo a los internos, celadores e investigadores, también todo tipo de medicamentos, artilugios y reliquias del pasado.

Pociones

Pociones y antídotos

Flujos producidos en todos los rincones del mundo desde tiempos inmemoriales. Aunque solo una región se convirtió en la cuna de la Alquimia en tiempos de El PactoDikosia. De sus laboratorios proceden las recetas más valiosas: elixires medicinales infalibles, mezclas que potencian cuerpo y mente, o flujos que encantan las armas con poderes devastadores. La prohibición de la magia que impuso El Dominio los ha convertido en un recurso escaso, solo al alcance de contrabandistas y grandes señores.

Deteriorados

Reliquias deterioradas

El Sanatorio de Ichnar esconde armas y artefactos de un valor incalculable. Con la caída de El CetroEl Dominio selló los accesos del complejo ignorando sus tesoros. Esto hizo que el Páramo de Ichnar fuese objetivo de ladrones y cazatesoros, hasta los días presentes. Los pocos aventureros que han logrado escapar con vida, afirman que el complejo esconde reliquias del pasado que se creían perdidas. Artefactos que aunque polvorientos y deteriorados, aún encierran los misteriosos poderes que narran las leyendas.

Próximamente más información

Historia

Historia

Enemigos

Enemigos

Trampas

Trampas