Objetos

Botines

El Sanatorio de Ichnar encierra entre sus muros un misterioso pasado. Fue erigido en tiempos de El Pacto por los taumaturgos de El Cetro, con el fin de tratar las mentes de los criminales más peligrosos y enloquecidos. Tras la ascensión de El Dominio y la purga de todo legado de El Cetro, el Sanatorio fue sellado; encerrando en su interior no solo a los internos, celadores e investigadores, también todo tipo de medicamentos, artilugios y reliquias del pasado.

Pociones y antídotos

Pociones y antídotos

Estos flujos han sido producidos en todos los rincones del mundo desde tiempos inmemoriales. Pero solo una región logró convertirse en la cuna de la AlquimiaDikosia. De sus laboratorios proceden las recetas más valiosas: elixires medicinales infalibles, mezclas que potencian cuerpo y mente, o flujos que encantan las armas con poderes devastadores. La prohibición de la magia que impuso El Dominio los ha convertido en un recurso escaso, solo al alcance de contrabandistas y grandes señores.

Artilugios y herramientas

Artilugios y herramientas

Debido a sus orígenes como complejo médico y a su triste decadencia tras el alzamiento de El Dominio, el Sanatorio de Ichnar esconde multitud de útiles de investigación y herramientas. Esto hizo que el Páramo de Ichnar se convirtiera en objetivo de ladrones y cazatesoros durante los posteriores años, bribones que en su mayoría, no volvieron con vida de sus incursiones y ampliaron el número de objetos de valor del Sanatorio con sus propios enseres.

Equipamiento

Equipamiento

Las ruinas del Sanatorio no solo esconden los utensilios médicos que utilizó El Cetro en sus investigaciones, también da cobijo a las pertenencias y equipos de aquellos reos que acabaron sus días en sus celdas. Bien es sabido que durante siglos, El Pacto ordenó encerrar entre sus muros a grandes mercenarios, guerreros y taumaturgos que osaron alzarse contra el régimen. Entre estas pertenencias se encuentran piezas de las mejores armaduras, excelentes armas y amuletos de gran valor.

Reliquias

Reliquias

Según narran los habitantes más viejos de Ichnar que llegaron a trabajar en el Sanatorio durante tiempos de El Pacto, el complejo fue algo más que una prisión. La obsesión de los Invocadores de El Cetro por conocer los poderes primigenios, hizo del Sanatorio un centro de estudio de reliquias del pasado. Artefactos legendarios que se creían olvidados, han sido reconocidos en su interior. A pesar de su deterioro, estas reliquias aún podrían encerrar los misteriosos poderes que le atribuyeron las historias.

Historia

Historia

Enemigos

Enemigos

Trampas

Trampas